Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Tú eres la cuestión

El otro día vi con mis propios ojos como la propia familia echaba por tierra los principios de uno de sus hijos. A él le gusta el rap, las letras en general, el placer de sentir el doble al escribir y eso para ellos era una pérdida de tiempo. Yo al leerlo no supe hacer otra cosa que:

"No tienen ni idea y te aconsejan que lo dejes.
Utilizan las palabras para apagar las tuyas.
Hablan de un fruto de la edad que no madura, del rap y la poesía como armas de destrucción pasiva.
Y llevan razón. Te abres en cada filo del folio, recalcas sentimientos a flor de miel. Pisadas, latidos, -las letras no son el oficio para el beneficio- te graban.

Déjales, ellos sí saben de lo que hablas, escribes los silencios que se callan, traspasas las palabras, deshaces verbos derretidos en la boca del cobarde. El rap es la declaración perpetua a una madre, lo que le dices al amor por primera vez cuando sale por la puerta y tú esperas volverle a ver. El suma y sigue que yo te sigo, el rojo de la apuesta a este futuro negro en un sistema anti-nosotros.

Concéntrate

El mundo es el blanco de este roto cielo azul.
Mira el reloj y huye, no hace falta un vuelo a Londres, imagina que el creyente de sí mismo tiene alas, la verdad no se encuentra en el mismo bar de siempre, puedes ahogar las penas y vivir debajo de un puente, el calor depende del hogar y no de la cerilla que te enciendes.

Sigue creciendo,
creer o no creer
TÚ eres la cuestión.

Eres el don de las doce, el: “antes de la una en casa”.
Echa de menos si tienes que hacerlo.
Ama la vida como si fueras tú quien está viviendo.
Vive el amor como si fueras tú quien está amando.
Aparta el abrazo del regazo que rechaza el lametazo de tu perro, él es el verdadero amigo y no el hombre.
Siéntate a pensar porque no abrazas cada día a los que te quieren de verdad, duerme sintiendo que mañana te despertarás y espera el día de no hacerlo.

La muerte es la antesala de la inmortalidad,
tírate por el puente como ellos, crea una familia, acuéstate de espaldas a la espalda que no quieres volver a ver, haz cosas por inercia, sopla velas y mira como tus sueños no aceleran.
Besa en la mañana antes del primer café, descálzate y sal a la calle sin tus miedos, puedes seguirles y quedarte en el intento o crear un mundo paralelo donde tú puedas hacerlo.

En serio, míralo por donde quieras, pero no dejes que te cierren los ojos."

3 comentarios:

  1. Creo que todo la gente debería apoyar sueños y no echarlos por los suelos. Porque obviamente no se vive de sueños, pero sí se puede vivir de éstos una vez cumplidos.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. No debemos dejar que nadie nos cierre los ojos y siempre hay que luchar por lo que queremos. Enhorabuena Alejandra, nunca dejas de sorprenderme.

    ResponderEliminar
  3. La mayor estupidez del adulto, intentar hacer en el hijo lo que ellos no pudieron al ser jóvenes

    Increíble tu texto
    Saludos

    ResponderEliminar