Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Somos verdad

Somos la generación del 27
el Siglo de Plata para fumarnos los poros
Los perros guardianes dirigiendo el rebaño hacia el puente,
las líneas de colores en el cielo
después de la decepción

No somos esperanza
somo acción

Somos verbos
palabras
poesía en tu casa
la prosa del preso que expresa
hasta llegar al condicional

La tinta que pinta el papel de fumar
Somos bar
somos hogar
hogueras encendidas en mitad de la oscuridad

No somos la generación perdida
somos el saber estar
la calle Libertad
somos Joaquín, Andrés, Nacho y Quique.

Somos egoístas con la naturaleza
porque siempre vemos antes
las malas hierbas en el ego ajeno

Somos trabajadores de sueños
locos por volver a tocar las cuerdas vocales de la sociedad
Somos la calle

Somos las promesas hechas con realidad
Somos el cambio
Somos nosotros, Poesía
y hemos venido a salvarte

15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No conocía este poema pero me gustó mucho. Siempre he sabido de la generación del 27, pero el año pasado los estudié por primera vez y la verdad es que me encantan y este poema simplemente los describe a todos ellos en su conjunto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Es normal que no conocieras este poema porque no es reconocido, quiero decir, que no es de ningún escritor relacionado con la Generación del 27 o algún escritor "famoso" ni nada, es mío y lo que comparto aparece por aquí. :)

      Este poema nos describe a los de nuestra generación, pero me encanta saber que has tomado algo con Salinas y te ha contado que ellos son esas palabras jaja ¿Te imaginas? Muy loco todo.
      Encantada de tenerte por aquí.

      Eliminar
  3. La poesía empieza en el escenario de la calle Libertad y sigue en las sonrisas de los que se dejan empapar por ella. Alguien dijo que cuando se acabase la poesía que desenvainaramos las espadas. Espero que nos siga salvando como hasta ahora.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo balas de palabras, escondamos las espadas.
      Besos.

      Eliminar
  4. Enhorabuena por tu poema, Alejandra. Lo suscribo al 100%, será que estoy tan loco como tú. He visto que amas a los tiburones. Yo soy uno de ellos, así que cuidado conmigo. París ni me gusta ni no me gusta, no la conozco, pero supongo que será como todas las ciudades: edificios, gente, bullicio, tráfico, guardias, poetas, niños, niñas, monumentos, contenedores de basura, jardines, perros sueltos y gatos amaestrados, en fin, como Madrid o Sevilla o Río de Janeiro. Corrígeme si me equivoco. Oye, y hazme un favor, pásate por mi blog si quieres escuchar a una cantante rumana, Cristina Vlasin, genial. Cantó el viernes "Bésame mucho" y tuve la fortuna de oírla. Algo maravilloso. Espero tus comentarios. Lo del tiburón era una broma. Gracias por leerme y un fuerte saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la vida no estuviese llena de locos, sería una locura.
      Me pasaré en cuanto tenga un poquito de tiempo, la vida del estudiante me roba la vida social.
      ¡Muchas gracias por dejar tu huella, Santiago!
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Es precioso. ¡Sirve para animar a cualquiera para hacer grandes cosas!

    ResponderEliminar
  7. y que bien lo dices, sabes jugar con las palabras
    y hacer malabares con ellas.
    buena poética Alejandra, muy buena
    también te escucho por youtube de casualidad te encontré
    y me llevé tu frescura.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo de vuelta, millones de gracias, bonita :)

      Eliminar