Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

viernes, 21 de junio de 2013

Todo lo que digas puede ser utilizado para encontrarte

Me llevas hasta el final del día 
como si no te costara estirar los segundos que me separan de ti.

Me tiras de mi rutina 
y me enganchas setenta y dos horas seguidas a tu casi día a día.

Te dejo puesta en mis cascos justo antes de verte después de otra primera vez.
Te veo. 
Me lees.

Te escondes y me muerdo el labio por saber 
que esa noche volveré a descarrilar en tu piel.

Me subo a tu coche y te subes conmigo 
por el lado que hace esquina con el después.
Te miro de nuevo. 
Te siento conmigo 
y me recoges la mano para dejarla reposando en tus ganas de volver a tu ayer.

Descanso la sonrisa por un rato, 
pero enseguida me veo inclinándola otra vez.
Me pones la música y me bailas, 
como lo hace el viento cuando arrastra las hojas 
que han durado tres estaciones sin caer.

Me vuelves a sonreír y me creo morir de vida 
justo cinco minutos antes de llegar a tocarte.
Olvidas al tiempo en tan solo segundos 
y deshaces el nido donde te voy a hacer.

Amor, llevo tanto tiempo sin mirarte sin prisas, 
que creo que se me ha olvidado por dónde comenzarte a oler.


Qué difícil puede ser volver a besarte y aprender a taparte después.
Pero contigo, todo es igual de fácil que la primera vez.
Eres mi equipo.
Mi tren sin destino adónde, pero sí a quien.
Mi marcapasos desmarcado del camino.
Mi sin prisa, pero en tus pausas.
Mi oírte, verte y callarte.
Mi “corre, ve y dile” que pronto seremos de nuevo.
Mi antes y mi ahora. 
Eres mi presente, pero no mi constante.
Mi excusa perfecta cuando no necesito encubrirme.
Mi suspenso de septiembre. 
Mi asignatura pendiente.
Eres mi verano con resaca de primavera,
y hoy estoy hasta el cuello de tu ausencia. 

Todo lo que digas puede ser utilizado para encontrarte,
así que cuidado, 
que siempre va a haber próxima vez si se trata de ti. 

Siempre contigo va a existir un mañana 
hasta que tú decidas dejar de volver.

1 comentario:

  1. Ya te lo he dicho en twitter, también aquí, y donde haga falta, sublime, enorme. Gracias por engancharme a tus palabras

    ResponderEliminar