Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

viernes, 10 de mayo de 2013

De cielo tengo poco, pero abarco como nadie

Hoy voy a jugar a ser la chica más triste de todo el barrio.

Hoy me voy a doler contigo
aunque no me hayas invitado a tu duelo.

Hoy vamos a mirar a la muerte de cerca
y le vamos a decir,
que también podemos morir de vida 
si es que algún día nos dejan vivir.

Hoy en vez de contar estrellas
voy a contarte las lágrimas fugaces 
que llueven de tus ojos.

Va a venir la luna a reírse de nosotros
y a llenar la noche de luz
aunque sólo queramos que nos apaguen las velas.

Y es que al cielo 
no le puedes pedir que aprenda a abrirse cuando tú sonrías,
y a lloverse para hacer compañía a tus malos días.

-Pero a mí sí-

A mí pídeme que te llueva estrellas 
y te juro que me recorro el universo para comerme cada destello.
Pídeme que sonría 
y me trago el sol sólo para cegarte.

A mí, sí me puedes pedir que te quiera 
o sólo que te abrace,
porque yo no soy el cielo.

Y si no quieres ver a nadie, 
me hago invisible para quererte.
Pero no dudes en pedirme hasta lo imposible
que en cada intento fallido
estamos a un paso menos de conseguirlo.


Vivir es igual de fácil que olvidarte al sueño,
la diferencia es que si te cansas viviendo
sólo hay una cama donde te quieres olvidar.
Mientras que el sueño...
el sueño se puede coger en cualquier lugar.


-Te abrazo en cada segundo que me quieras a tu lado, pequeño-

6 comentarios:

  1. es precioso.
    ¡qué digo!
    precioso se le queda pequeño.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué puedo decir si me has dejado sin palabras?
    Me ha encantado.

    Un besi.

    ResponderEliminar
  3. ¨Pero no dudes en pedirme hasta lo imposible
    que en cada intento fallido
    estamos a un paso menos de conseguirlo.¨

    De verdad me encanta cómo escribes.

    ResponderEliminar
  4. No eres el cielo, claro que no... Ya quisiera el cielo ser tú, que ni en sus mejores días es capaz de transmitirme tanta paz como tú con tus versos y abrazos.

    Mil gracias.

    ResponderEliminar
  5. El cielo se te queda pequeño por la simple razón de que lo llevas todo en los ojos, por si aún no lo sabías.Y claro, cómo no, sin palabras me has dejado. Otra vez, chica.

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  6. No hay que mirar muy alto para encontrar un cielo.. en mucha gente, por ejemplo.. :)

    ResponderEliminar