Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

lunes, 29 de abril de 2013

El primer día sin ti después de ti

Mis besos eran el aceite que empapaba las bisagras de su boca.
Pareciese
como si cada vez que me atrevía a resbalar por ella
dos verbos hacían las maletas 
para poner rumbo al silencio.

-Un beso, dos verbos-
y no recuerdo haber dejado de hacerlo
desde que pusiste tu rumbo dirección Madrid.

La noche después de la última vez,
fue la noche en que entendí que para hablar
no hacen falta palabras,
y para ser contigo
no es necesario que estés.
Sólo que seas.

Que llevamos siendo cada día 
desde el primer mes
y eso es lo más real que se puede vivir al lado de un sueño.

Esa noche nos sobró valor para tanta cama;
nos faltó colchón para tantas ganas.
Me invitabas a intuir
mientras te mordías la vida
en los intentos de no pronunciar los verbos
que provocan las temibles huidas.

Tienes pendiente un silencio
que no hace más que gritarme versos
con terminación valiente.
Y es justo en ese momento 
cuando decido irme,
dejando a mi lado cobarde salir corriendo 
antes de que sacie estas ganas de conjugarte.

Y sí,
me fui,
pero contigo.
Como se van las mejores personas que merecen vivir,
como si los mortales
nos prohibiesen este tipo de... amor
que pertenece a la especie en peligro de extinción.

Nos fuimos,
en silencio,
esperando a que los besos
deshiciesen todos
y cada uno de los tiempos.

Dándome cuenta de que no me hacen falta pretéritos 
para tenerte en todas tus formas.
Me fui,
encontrando lo imperfecto
en el gerundio de tus sueños.


6 comentarios:

  1. Me siento e x a c t a m e n t e igual. Y joder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Qué guarrada sin ti" o sin él. No sé. Dímelo tú.

      Eliminar
  2. Me parece muy bonito lo que has escrito, y el hecho de que para ser con alguien no haga falta que esté, y sobre todo lo de valiente. Que sean muchos meses más :)

    ResponderEliminar
  3. Lo malo de irse no es marcharse, es no poder mirar atrás sin dolerse.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es bonito dolerse si después sabes salir de ahí. :

      Eliminar