Mi foto

Amante de los tiburones. Me encanta la magia, los libros y París.

jueves, 6 de marzo de 2014

Recuerdos

Hoy me he reconciliado con la vida.

Acabo de recorrerme la ciudad que nos ha visto fracasar como amantes, y está todo como lo olvidamos.

Me recuerda todo tanto a ti...

Las niñas de hoy llevan tu cara, intentan esconderse de mí, pero su mirada las delata. Está todo tan en su sitio que asusta, las calles de nombres que guardan el tuyo, los parques que visten de flores con el color de tus ojos, las clases donde crecimos, reímos, vimos llover y rompimos a llorar... La ciudad donde nos rompimos.

Estoy mirando a tu avenida por si vienes. Siento como el sol me da vida y el cielo me incita a nadar en su azul. Estoy sintiendo mi respiración por primera vez desde que no estás.
He olvidado, a conciencia, el móvil en el sofá, ya no espero tu llamada.

Sigo caminando sin rumbo fijo, percatándome de lo mayor que está el resto del mundo, de lo mayores que estamos, de cuánto hemos cambiado. Observo el lugar donde, perdida, reafirmabas que tu vida no es lo que esperabas, recuerdo que hablaba la niña que llevas dentro, o al menos, llevabas.
Te quería, te hubiese querido aunque estuvieses perdida, te sigo queriendo ahora que por fin te has encontrado, pero no de esa manera. De esa manera tan veraz y voraz, tan constantemente en contacto al tacto, te quería despeinada ¿te acuerdas? Te quería dormida, recién levantada, por las mañanas. Te quería con miedo a que terminaras. Te quería cuando bajabas del coche y sonreías, y todos los semáforos en verde cambiaban. Te quería antes de conocerte.

Te quería, te quise, te querría si no te hubiese querido, te sigo queriendo. Te quiero lejos.
De cerca las distancias se acomodan y ahí sí que podría dejar de quererte. Y no quiero eso. Te quiero llevar allá donde vaya sin miedo a que te acabes, ahora que no eres mía.

Continúo, esta vez con rumbo, ya he recordado cómo era pasear sin ti, he comprobado que existe la vida después de tenerte. Pero, de repente un azul se confunde con el mar y te veo cruzar la calle con tu coche. 

Dejé el móvil porque no te esperaba, si me recuerdas alguna vez, recuérdame que me quede en casa.

10 comentarios:

  1. Es precioso, es increíble como escribes la verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un recital en Salamanca para cuándo? (:

      Eliminar
    2. A ver si en verano organizamos fechas y hacemos otra pequeña gira por otros sitios como Salamanca :)

      Eliminar
  2. Interesante forma de recordar manifiestas y nos compartes...
    Un cùmulo de emociones y sensaciones se hacen presente luego de leer tu texto.
    Ojalà pueda en otros episodios de tu vida, hacerme parte tambien de tus letras!

    Bella manera de hacer catarsis...
    Excelente finde!

    ResponderEliminar
  3. Alejandra, eres alguien especial, tanto que me has hecho sentir una misnúscula parte de lo que tú sentiste. Nunca dejes de escribir, por favor. Te leo desde siempre y encontrarte ha sido una de las mejores cosas que me ha podido pasar, gracias por darme un poquito de ti de forma escrita o vía youtube. El caso, gracias por todo lo que haces porque por un momento haces que pueda conocerte y eso me alegra, porque también relaciono lo que escribes con cosas que ocurrieron en mi vida. Algún día te conoceré, hasta entonces, seguiré viviendo desde la sombra tus historias.



    Días atrás, te dejé algún tuit y demás. Como nunca he comentado aquí porque no me atrevía, si te enteresa saber quién soy, @MariaaSalas.

    Gracias. Un beso de gigante, como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te echa para atrás para no haber comentado por aquí antes? Me encanta leeros. Saber cómo hacéis vuestro un sentimiento mío, cómo lo moldeáis hasta que os encaja perfectamente y lo sentís tanto o más como lo siento yo cuando lo disparo de lleno en el papel.

      Ojalá tenga el placer de verte pronto, María y gracias a ti por dejar huella en este rincón tan mío y tan de todos. :)

      Eliminar
  4. Nunca he leído, hasta que vi lo que escribías. Eres demasiado.

    ResponderEliminar
  5. Hola... Prometo no robarte mucho tiempo. Solo quiero compartir algo contigo. Soy María, tengo 14 años. Hace unos cuantos años escribí un libro, sobre la depresión durante la adolescencia. La verdad es algo súper importante para mi. Me gustaría pedirte de tu ayuda, quiero que la gente y los adolescentes con esta enfermedad (como yo) se identifiquen o no se sientas solos. Solo te quiero pedir que me ayudes a compartirlo por donde puedas, o que al menos te tomes unos cuantos para leer la introducción. Aquí te dejo el link de mi blog. http://detrasdemisonrisambc.blogspot.com Muchas gracias por tu tiempo. Bonito día. -María Bolio

    ResponderEliminar
  6. En mi ciudad es de madrugada, siento como si hubiera pasado mucho tiempo(y apenas es un mes de mi ruptura) leo tu poema y es exactamente lo que querría decirle(incluso que sigo esperando a que decida regresar) aún estoy en la ciudad donde me rompí el corazón. Gracias por darme un suspiro de paz Alejandra, gracias por hacerme saber que puedo continuar

    ResponderEliminar